Mujer con más deseo - Aumentar libido

 

Aumentar el apetito sexual femenino es uno de los grandes objetivos de la fémina del siglo XXI. Aquí aprenderás cómo desarrollar armónicamente el deseo sexual y fomentar la pasión y el magnetismo en pareja naturalmente, sin fármacos. No obstante, antes de conocer nuestros métodos puedes consultar directamente sobre tu objetivo o problema a un médico experto tras pulsar aquí.

A continuación, la redacción médica de sanatusexo.com te ofrece sin coste una selección de servicios seleccionados por su alta efectividad y sencilla realización, con el fin de brindarte recursos útiles de sexología de alta calidad para que puedas aumentar la libido y pasión sexual:

 

Servicios disponibles gratis ofrecidos por Sanatusexo.com

Test científico frigidez mujer

Programa gratis de ejercicios para elevar la libido

Boletín gratis últimas noticias científicas sobre Deseo Hipoactivo

Consulta sexual gratis

Libro con capítulo gratuito sobre la frigidez

Artículos médicos gratuitos sobre el bajo apetito sexual

 

Frigidez, anafrodisia y deseo sexual hipoactivo

Aunque frigidez es un vocablo incluido en el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, se trata de un término ambiguo que la sexología actual califica de confuso, impreciso y no apropiado para referirse a todos los trastornos sexológicos femeninos. No obstante, frigidez sigue siendo la única palabra utilizada por la mayoría de las personas ajenas a la ciencia de la sexología para referirse a todas y cada una de las disfunciones sexuales de la mujer. Así, frases como "creo que soy frígida", "mi mujer es frígida", etc. pueden referirse a realidades bien distintas. Con el fin de ayudar a aclarar este error, más adelante se describen las definiciones de los trastornos sexuales más comunes para los que por desconocimiento, suele emplearse el término frigidez.

La mujer puede tener alteraciones en cada una de las tres etapas de la respuesta sexual femenina: deseo, excitación y orgasmo.

1) Un deseo sexual anormalmente bajo caracteriza a la anafrodisia o deseo sexual hipoactivo o inhibido, que puede tener diferentes causas.

2) Conservar el deseo pero ser incapaz de excitarse es un trastorno de la excitación.

3) Ser incapaz de tener orgasmos se denomina anorgasmia.

Estos son los términos adecuados que deben emplearse para nombrar a las disfunciones sexuales femeninas.

*El concepto de Energía Sexual Femenina, un término manejado por la mayoría de las tradiciones del mundo desde tiempos inmemoriales, va siendo cada vez más aceptado y asumido por las ciencias sexológicas occidentales. Chi, qi, prana, hurakan, etc. son algunas de las distintas denominaciones que distintas disciplinas otorgan al concepto de fuerza vital, una de cuyas cualidades es esta cualidad femenina, cuyo manejo es todo un arte capaz de aportar beneficios de toda clase a la mujer. La falta de deseo femenino o frigidez y la anorgasmia se deben muchas veces a la pérdida de energía sexual, y son algunas de las manifestaciones de su incorrecta gestión en las mujeres. Tanto la sexología occidental contemporánea como otras sexologías alternativas se toman muy en serio esta realidad. Tratar a la sexualidad con el respeto que merece es el primer paso para mantener la salud sexualidad femenina en buenas condiciones.

Pulsa en el libro para más información:

Libro de sexualidad